jueves, 7 de junio de 2018

Vinculando realidades: Consumos responsables



Historietas digitalizadas y seleccionadas por MINUBA (Modelo Interuniversitario de Naciones Unidasa partir del taller "Vinculando realidades: Consumos responsables" realizado en la última quincena de abril con los estudiantes de 3°1° y 3°2°. 

En cuatro encuentros se discutieron problemáticas de consumo de diferentes sustancias. Se analizaron publicidades, hubo actividades lúdicas, y mucha participación y debate. 

Las historietas son la producción final del taller. 

Profesores referentes: Carlos Ariel Arce y Claudia Herrera. 

lunes, 28 de mayo de 2018

Stella como pregunta


Nuestra biblioteca lleva el nombre de Stella Mauri, la primera directora de la escuela. Lxs chicxs de quinto primera quisimos reconstruir su paso por la Walsh. Entrevistamos a algunxs docentes que la conocieron. Lxs invitamxs a revivir parte de nuestra historia a través del recuerdo de Stella.



Las entrevistas...






Entrevista con Walter Rago_______________________________________________

“Una escuela pública puede ser una buena escuela”


Walter, asesor pedagógico de nuestra escuela, comparte algunas de sus experiencias en el camino recorrido con Stella.

¿Conociste a Stella? ¿Cuándo?
La conocí cuando empecé a trabajar acá; la escuela se fundó en el 90´, Stella Mauri fue la directora fundadora de la escuela, al poco tiempo empezó Susana Fernández como vice, y yo empecé a laburar en el 92´con el primer tercer año dando Físico química, en ese momento.

¿Y cómo es tu recuerdo de ella? ¿Cómo la definirías?
Y, como una trabajadora de la educación muy comprometida, muy, muy, comprometida con una educación para todos. Todas las EEM N° (Escuela de Educación Media Número…), la Walsh es parte de las ocho primeras EEM N°, y todos los directores que empezaron con esas escuelas venían de, no sé si se llamaban CENS en ese momento, pero eran escuelas para adultos, y ya venían trabajando desde hace años como directores en esas escuelas…

¿Y qué implica que tuvieran esa formación? ¿Tenían otra óptica de las cosas?
Había como una expresión de la educación popular, de la educación para todos de los 70´, como los primeros secundarios para aquellas personas que no habían podido hacer el secundario en la adolescencia, entonces era una manera de llevar la educación de nivel secundario a trabajadores; esas escuelas para adultos tenían que ver con los sindicatos, muchas veces eran trabajadores de esos mismos sindicatos que terminaban el secundario, así fueron pensadas esas escuelas. Entonces había como una mirada distinta respecto a pensar que esos alumnos, esas alumnas, eran laburantes, necesitaban otros tiempos. Creo que esta experiencia le servía para pensar que también hay adolescentes que, independientemente que no laburen, por provenir de diferentes realidades familiares, culturales, también necesitan diferentes tiempos, entonces tenían una experiencia y una mirada diferentes a los directivos de las escuelas secundarias tradicionales.


¿Y cómo era la escuela que pensaba Stella?
Yo cuando empecé a laburar acá, prácticamente estaba empezando a laburar como docente y, bueno, era un proyecto nuevo, y hoy podemos ver que éramos todos muy jóvenes, la media en ese momento era treinta años, y los directivos también eran jóvenes, no sé cuántos años tendría Stella en ese momento pero cuarenta, ponele. Entonces los directivos también estaban empezando, más allá de que tuvieran una larga experiencia como docentes. Estábamos todos muy entusiasmados. Y me acuerdo de que hubo una reunión docente, un sábado, en ese momento nos reuníamos los sábados, cosa que hoy seria inimaginable, ¿no?; pero había un entusiasmo en una escuela nueva, un proyecto nuevo. Y me acuerdo de que en esa reunión Stella planteó que “una escuela pública puede ser una buena escuela”, como enfrentando cierta concepción de docentes que quizá venían de otras experiencias de “bueno, las escuelas públicas, son todo un desastre”, “no funciona nada”, como “venimos a cumplir”, “hacemos lo que podemos”, “venimos con nuestra tarea en el aula y punto”. Piensen que las escuelas se fundaron en el 90’, en el menemismo, a contramano de toda una política de destrucción de la escuela pública; pero estas contradicciones a veces se dan. Estas escuelas fueron pensadas para chicos que el sistema había expulsado, por eso la mayor parte de ellas se habilitan en Lugano, Soldati, distintos barrios, tenía que ver con atender una población que se había quedado afuera del sistema… ¿Por qué pusieron esta en Villa Pueyrredón? No queda claro, me parece que se equivocaron o habrán pensado en los monoblock de acá del barrio, la escuela fue fundada un poquito más allá, por Del Carril, por ahí; pero habrán pensado que esta zona es más marginal de lo que es, y entonces la intención era atender esos sectores…

Como escuelas de resistencia…
Y en ese momento sí. Era un proyecto, así como de resistencia, sí, ya te digo, con contradicciones, porque, este proyecto se fundó durante la gestión de Grosso, estafador terrible del peronismo de ese momento. Pero Filmus estaba como secretario de educación, que tenía mucha experiencia  o venía de este sector de escuelas para adultos. Entonces era un proyecto piola, en el que nos enganchamos.  Y a mí, Stella, con su posicionamiento, fue como que me hizo decir “acá me quedo”. Alguien que plantee una escuela pública, que puede funcionar bien,  que puede ser una buena escuela y en la que podemos hacer cosas copadas aunque estemos en esta realidad, me pareció re interesante. Y después, nada, era alguien con mucho apoyo hacia las iniciativas, hacia las innovaciones de los profesores, realmente sentía que tenía libertad de cátedra. Cuando yo empecé a dar Físico-química, Química, esas materias, y empecé a correrme de lo tradicional y dar un enfoque muy social, veía que realmente era apoyado en todo eso. Bueno, más me entusiasmaba, me parece que era alguien que pensaba en una escuela inclusiva, aunque quizás ese concepto no se utilizaba en ese momento. Dar una buena educación para todos los pibes, creo que esa era la línea  y me parece que en buena medida durante muchos años se consiguió.
Y lo otro que te puedo decir, lo otro que me acuerdo es que ella era profesora de Literatura, era muy copada y apasionada por la literatura, charlábamos mucho con los profes sobre eso.

Y ella transmitía eso...
Sí, sí, ella te contaba una novela y vos decías “yo la quiero leer”, te contaba con tanta pasión lo que leía muchísimo cosa que no siempre pasa, hay profes de Literatura que no leen y es extraño, pero era muy apasionada por la literatura y creo que a los pibes les transmitía eso también.
Igual acá prácticamente no laburó como docente, sí laburaba con adultos como docente, pero a los profes que nos gustaba la literatura y charlábamos con ella veíamos esa pasión, por eso en su momento nos pareció que la mejor manera de homenajearla era ponerla en la biblioteca, ponerle el nombre de Stella por esta pasión que tenía ella por los libros, por la ficción sobre todo.

¿Y la viste dando clase alguna vez?, ¿cómo trabajaba en el aula?
No, no la vi. Compartimos en algún momento, creo que cuando los pibes estaban en cuarto o quinto año… No sé, creo que transmitía ese entusiasmo… Después como todo puede salirte bien o no pero fue muy poca su experiencia acá como docente, meses te diría nada más, y que después con la tarea de ser directora debió ser difícil dar clases.

¿Alguna anécdota más que quieras compartir?
Lo que más me acuerdo es que fue, junto con Susana, quien marcó las líneas generales de lo que es la escuela, de lo que durante mucho tiempo fue la escuela y claramente me parece que era alguien muy cálida con los profes, se tomaba en serio su laburo y muy dura con los “chantas”, era alguien de pocas pulgas y marcaba claramente que era lo que había que hacer.

 ¿Qué crees que sigue de ella acá por más que no sea la directora?
Creo que pensar que en una escuela pueden suceder cosas interesantes, puede ser un lugar para aprender en el que los adultos y los adolescentes nos encontremos y pensemos juntos, al principio se continuó y se profundizó, después cuando murió Stella en la dirección de Susana y ahora creo que se logró un determinado clima, a veces no entendés muy bien cómo suceden las cosas según la institución pero rápidamente el clima de la forma de estar en la escuela, de la manera en la que los pibes están en la escuela se construyó, y yo creo que eso se mantiene. Mi visión hoy es que la continuidad de “está bueno aprender y está bueno compartir en este lugar, con mis amigos, con mis amigas, con los profes”, está en los pibes. Está en el entusiasmo de los pibes cuando encuentran un profe con el cuál llevar adelante un proyecto, y me parece que eso se construyó en un momento, rápidamente fue la escuela un lugar donde empezaron a suceder cosas y adonde tenías libertad de proponer, y de hacer clases, y de traer gente de afuera. Nunca te iban a poner un palo. Y eso por supuesto era algo que se trataba de los chicos, que veían que ellos, bueno, podían ser protagonistas. Me parece que eso puede ser una continuidad que dio lugar a la escucha y a la palabra de los pibes. Durante mucho tiempo había muchos profesores que entraban acá y se iban porque decían: "en esta escuela le dan demasiada bola a los pibes”, “Se escuchan nada más que a los pibes.". Creían eso, pero era "también" se le da bola a los pibes, pasa que en otros lados no pasaba, ese lugar lo dieron, lo dio Stella. Y me parece que eso está, hoy vos podes decir "me enojo porque no me escuchan" bueno pero hay algo que es como un derecho que considerás que está, o una costumbre, una forma de estar en la escuela que es: "considero que tengo derecho a decir lo que pienso y que los profesores me tienen que escuchar". Se podría haber generado algo de otro modo, que los pibes incorporaran algo así como  "nunca te dan bola", "para que vas a preguntar algo si nadie te va a escuchar, si nunca cambia nada", que en algunos lugares pasa, es así, sí, es una porquería pero es así. Bueno, esto no, creo que no sucede acá, porque se pensó que los pibes tenían voz y voto. La orientación de la escuela se eligió entre todos, fundamentalmente con el voto de los pibes, el nombre de la escuela se eligió entre todos pero el peso mayoritario fue de los pibes. Eso podría haber sido de otro modo, que el director dijera decido o que los profes, veinte personas votaran un nombre o votaran una orientación, no, fueron los chicos los que lo eligieron, entonces, esas cosas van marcando y después tiene una continuidad que no sabés cómo será pero está, llegás a un lugar y decís: bueno, esto funciona de esta manera y te incorporás a eso, pero creo que esas cuestiones del principio pueden haber sido fundantes. Esto que te estoy diciendo, el nombre de la escuela, la orientación, en muchas instituciones se decide entre quince personas y los pibes dicen: "bueno otros decidieron", si sos parte de las decisiones, empezás a pensar que tu modo de estar en la escuela es diferente, y ahí me parece que hubo una impronta que creo que se mantiene esto, cómo los chicos piensan el estar acá.

¿Algo más que quieras decir sobre Stella?
No, no, eso, cuando me comentaste pensaba, lo que más me salía era esto, su posicionamiento en la educación y su pasión por la literatura. Después otras cosas pero que no vienen... muy de definirse políticamente también, no era alguien que iba a decir: "no, yo soy neutral" ni nada por el estilo. Se definía, tenía una posición, que estaba en todo, que enfrentaba a las autoridades y que marcaba cómo había que enfrentarlas, me parece que también eso dio lugar a que los docentes pensáramos una manera de cómo hacer nuestro trabajo.

miércoles, 25 de abril de 2018

Tercero cuenta cuentos prohibidos

Miércoles muy temprano, el sol ya acompaña, chicos y chicas de la Walsh alborotan en la puerta de la Belisario Roldán. ¿Qué hacen?, ¿qué quieren? Llevan libros en las manos, leen en voz alta una y otra vez. “La planta de Bartolo”, El pueblo que no quería ser gris… Es un día especial, han sido invitados a compartir con los chicos de primaria algunos de los cuentos prohibidos por la dictadura cívico-militar del 76.




El salón de actos se llena de ruidos, risas, gradas que se arrastran, el 1, 2, 3 probando del micrófono… es que la escuela entera se dio cita para escuchar en las voces de los chicos de tercero primera el cuento de Laura Devetach “La planta de Bartolo”.




    En sexto grado leyeron “El garbanzo peligroso” de Laura Devetach y “El caso Gaspar” de Elsa  
    Bornemann.



    Con los chicos de séptimo B compartieron El pueblo que no quería ser gris.




    En el aula de séptimo A, “El caso Gaspar” de Elsa Bornemann dio mucho que hablar.



Así lo vivieron los alumnos de nuestra escuela:

La experiencia fue hermosa, me dan ganas de ir de vuelta. Me dan muchas ganas de ir de vuelta. Los chicos son rebuenitos y los de primero más. Si podemos ir nuevamente, agradecido.
 Emiliano Zich

Estuvo muy bueno, nos recibieron muy bien. Ya estaban metidos en el tema por lo que resultó bastante fácil hacer la clase.
 Martigniano Gigena

La pasé muy bien ya que pude entretener a muchos chicos con la lectura del cuento. 
Alexander Mattina

Me gustó la experiencia, nos recibieron con mucho entusiasmo.
 Julieta Galán

Había un enano que no sabía lo que era un garbanzo, le explicamos y estuvo bueno.
 Pablo Chamber

Fue un gran momento. Los chicos nos escucharon, estaban informados sobre el 24 de marzo. Fue una clase agradable, y estuvo bueno leer “La planta de Bartolo” frente a todo el colegio.
 Mariana Strefechi

La pasé muy lindo. Los chicos del Belisario fueron muy tímidos al principio pero después entraron en confianza. Además sabían mucho sobre el 24 de marzo y esto hizo que la actividad fuera muy dinámica.
 Lourdes Sutera

Al principio no me emocionaba porque pensaba que los chicos no iban a participar, al final entraron en confianza y se armó un lindo debate.
 Ingrid Torales Méndez

La pasé muy bien.  Me gustó el debate que se pudo armar con los chicos en el aula.
  Catalina Pipieri

A mí me encantó la experiencia, pensé que, como los chicos son de primaria, no iban a participar o no iban a entender lo que estábamos leyendo, en cambio su participación hizo que la clase fuera muy didáctica.
 Magalí Alcón

Fue una linda experiencia, la pasamos bien ya que los chicos le pusieron mucho. Superó nuestras expectativos.
 Milagros Sabral y Mayra Mancini

La visita a la escuela Belisario Roldán para leer cuentos prohibidos por la dictadura fue muy buena. Los chicos tardaron en participar pero finalmente lo hicieron. Nos escucharon con atención y fueron muy conscientes  de lo que decían. Quiero volver.
 Ludmila Gómez


Profes que acompañaron: Claudia Vespa, Nicolás Sánchez Gasparini, Magdalena Malagarriga







Casi cinco años después…



Aquí estamos, felices de retomar el espacio virtual de la biblioteca del cole. ¿Qué encontrarán cuando se asomen? Relatos de experiencias compartidas, links a otros sitios de interés, una biblioteca virtual en construcción, y lo que vayamos armando juntos.


lunes, 18 de noviembre de 2013

COMIC WALSH

Pero....¿en qué clase estamos? ¿en biología o en inglés? y... ¿en la biblioteca..?
En estos tiempos en los que tanto se habla sobre la escuela secundaria y sus crisis y sus nuevas leyes y calidad, adherimos a profundizar la discusión y el debate sobre la división en compartimentos estancos de las disciplinas. Se nos ocurrió entonces llevar adelante un proyecto con los chicos y chicas de los primeros años que involucrara relaciones entre materias que no parecen cercanas: Biología, Inglés y "la Biblioteca" que aportaría aquí una propuesta de lectura y escritura de historieta y una relación con las TIC para su producción digital.

El producto final: una revista que reúne historietas en inglés e historietas de ciencia ficción en catellano. Una biblioteca que entra a las aulas,  nuevos relaciones de saberes y disciplinas y el trabajo continuo de los chicos y chicas de la escuela.

Los invitamos a leer